Rafael Márquez se despidió de las canchas luego de 22 años de trayectoria jugando un partido para la causa de la fundación “Scholas Ocurrentes”. Con un 2 a 1 el triunfo se lo llevaron los amigos de Márquez; el colombiano Juan Pablo Ángel y de Santiago Márquez hijo del exjugador del Barcelona.

El mundialista en Corea-Japón 2002, Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018 inició juego con sus amistades y salió de cambio por su vástago. Mientras para el segundo lapso, el elemento surgido del Atlas de Guadalajara saltó a la cancha con el equipo de las “leyendas mundiales”.

Por los amigos de Márquez vieron acción gente como Oswaldo Sánchez, Pável Pardo, Juan Pablo Rodríguez, Juan Carlos Medina y Óscar Pérez, entre otros.

En cuanto a las leyendas, el equipo lo conformaron el chileno Iván Zamorano, el uruguayo Sebastián Abreu, los argentino Claudio López, Javier Saviola y Juan Pablo Sorín, así como el colombiano Juan Pablo Ángel.

Dentro de su historial Márquez jugó con las playeras del Atlas, Mónaco de la Liga de Francia, el Barcelona español, RB Nueva York de la Liga Mayor de Futbol (MLS) de Estados Unidos, León, Hellas Verona de Italia y se retiró con la “Furia Rojinegra”.

Con el cuadro del Principado conquistó un título de liga, con el cuadro catalán tres ligas, una Copa del Rey, tres Súper Copas, dos Ligas de Campeones de Europa, una Súper Copa de Europa y un Mundial de Clubes, y con León dos ligas.

Por su parte el jugador michoacano en México ganó dos Copas Oro, así como la Copa Confederaciones 99, que se disputó en México.

Su último partido oficial fue en los octavos de final de la Copa del Mundo Rusia 2018, en el que la selección mexicana de fútbol fue superada 0-2 por su similar de Brasil.

Fuente. publisport